En que consiste la cirugía

El colgajo consiste en tejido celular subcutáneo y piel que se moviliza desde una parte del cuerpo a otra, y que mantiene en todo momento un pedículo vascular o punto de unión al organismo con fines de nutrición. El colgajo debe entenderse como una porción de tejido vivo que se separa de su situación original y que mantiene una conexión llamada pedículo vascular, por medio del cual se alimenta de irrigación sanguínea, hasta que reciba vascularización de su zona receptora.

La cirugía reconstructiva cuenta con técnicas de reparación de tejidos como la técnica de colgajos y sus distintas variaciones. Los colgajos están indicados para cubrir extensiones de tejido mal vascularizado, reconstruir el grosor de los párpados, labios, orejas, nariz y mejillas, almohadillar las protuberancias óseas e intervenir a través de una herida para reparar estructuras subyacentes.

Pacientes

Solicita tu cita de valoración con el mejor equipo de cirugía plástica, estética y reconstructiva.

SUBIR