Rinoplastia: cómo comportarse después de la cirugía

Rinoplastia

La rinoplastia nos permite mejorar la apariencia estética de la nariz, remodelando las diversas estructuras que la componen y corrigiendo cualquier problema funcional.

Practicada durante muchos años, se lleva a cabo hoy con técnicas mucho menos invasivas y dolorosas que en el pasado, pero la colaboración del paciente siempre es importante para acelerar la curación y optimizar los resultados.

Reduzca el desarrollo de hinchazón y hematomas evitando ciertas sustancias antes de la cirugía.

Como siempre después de un procedimiento quirúrgico, los tejidos afectados por la cirugía de rinoplastia desarrollan hinchazón y hematomas, que disminuyen gradualmente en unas pocas semanas.

Para limitar este fenómeno, que afecta tanto la curación como el retorno a los compromisos personales y sociales, es importante prepararse desde la fase preoperatoria, evitando la ingesta de alcohol y algunas categorías de drogas.

Caminar (con cierta previsión) para facilitar el regreso normal de los tejidos.

Después de la intervención, para facilitar el retorno de los tejidos a la normalidad es esencial estimular la circulación, es aconsejable comenzar a caminar lo más pronto posible, pero tenga cuidado de no exponerse al sol, no calentarse y evitar esfuerzos, lo que sería contraproducente.

Proteja el área operada al no inclinar la cabeza

En los primeros días posteriores a la rinoplastia, nunca incline la cabeza hacia abajo, manténgala siempre elevada para evitar la intensificación de la presión hacia el área operada.

También durante el reposo es importante que la cabeza descanse sobre varios cojines, siempre para no obstaculizar el drenaje.

Compresas frías alrededor de los ojos y la cara para un mejor  postoperatorio. 

Para aliviar la hinchazón y la incomodidad en algunos casos, puede ser útil aplicar compresas frías alrededor de los ojos y la cara (evitando el contacto directo con el sitio de la cirugía) y tomar medicamentos específicos, que son recetados por el médico: una reabsorción rápida del edema es de hecho fundamental para una curación más rápida y el mejor resultado estético.

Torundas de gasa molestas y dolorosas? No más!

Finalmente, con respecto al dolor, las técnicas actuales no prevén el uso de los temidos tapones de gasa, que son molestos y dolorosos de eliminar. Para la homeostasis, utilizamos materiales innovadores, que no implican traumatismo durante la extracción. La pirámide nasal está protegida con un aparato ortopédico, que es importante mantener durante el tiempo indicado por el médico, para evitar estresar las estructuras que se están consolidando.